Qué Flor de Bach necesito.

La Terapia Floral del Dr. Bach

La Terapia Floral es una propuesta de sanación basada en el sistema floral creado por el Dr. Edward Bach a principios del siglo XX.

Las esencias florales son extractos vegetales obtenidos por el método de solarización y de cocción. La dilución es muy alta, por lo que no tienen toxicidad por dosis. Su acción se basa en la vibración que contienen y con la que resuenan en el cuerpo.

Es por ello que esta terapia se enmarca dentro de las llamadas terapias vibracionales o bioenergéticas.

Las flores de Bach

Las esencias florales son una terapia vibracional. Las flores se ponen en contacto durante un tiempo con el agua, y le trasmiten a ésta su vibración sutil.

El agua queda configurada por esta vibración que, a su vez, se transmite al cuerpo sutil de la persona. Sería como tocar la cuerda de un violín en una sala llena de violines. Todas las cuerdas armónicas a la pulsada vibrarían igualmente por armonía.

Cada esencia floral resuena con un estado del alma. Esta vibración es armónica, luminosa y nos proporciona un estado de salud y bienestar.

Flores-de-Bach

El conflicto entre el alma y la personalidad

Cuando la personalidad está alineada a los mandatos del alma, la persona está equilibrada. Sin embargo, cuando la personalidad irrumpe con mandatos y conceptos que entran en lucha con las directrices del alma, se crea un estado de fricción que provoca malestar, estados emocionales disarmónicos y síntomas físicos.

Si el estado de conflicto se mantiene en el tiempo, aparece la enfermedad en el cuerpo físico.

Las Flores de Bach proponen con su vibración un puente de comunicación entre la personalidad y el alma. Al pulsar de forma armónica alinean el patrón disarmónico que crea el malestar y la enfermedad.

Acompañamiento terapéutico

Convocar una emoción por medio de las flores es una experiencia que debe hacerse en el marco de una contención adecuada.

Hay dos niveles complementarios en la terapéuti­ca creada por el Dr. Bach. El primero es el que corresponde a la administración de las Flores de Bach de acuerdo con el estado emocional que muestra el paciente.

El segundo se refiere al trabajo de conocimiento de las causas reales de la enfermedad y del aprendizaje de la lección que el sufrimiento nos enseña en el proceso de evolución hacia la perfección y la armonía.

Pretender ser uno el propio terapeuta, no es aconsejable. Es muy difícil ser juez y parte, y aunque el sistema Bach es un sistema sencillo y claro, las emociones del hombre conforman un mundo complejo y de gamas muy variadas. El acceso a su comprensión y la precisión en el diagnóstico correcto suelen requerir el arte de un especialista preparado y capacitado para indagar en los repliegues del alma humana.

Si el objetivo básico de la terapéutica de Bach es acompañar a la persona para que pueda conocer y entender el sentido de sus síntomas como señales de una causa profunda, la conciencia patológica que acompaña la enfermedad difícilmente pueda ver con claridad aquellos caminos que lo conduzcan a la cura verdadera.

La curación es un proceso de aprendizaje que requiere un guía que nos ayude a liberarnos de las ataduras de imperfección y defecto que representa la enfermedad. Las flores -como señalara Bach- no vienen a sustituir el arte de curar.

Qué Flor de Bach necesito.

Uno de los mayores retos es saber qué Flor de Bach es necesaria en cada momento.

La herramienta fundamental es la intuición. También hay descritos otros métodos basados en la radiestesia o el péndulo.

Nosotros hemos descrito un sencillo método basado en una correlación exacta uno a uno, de los arcanos y las figuras del Tarot (38) y las 38 esencias florales.

El sistema consta de 38 esencias, que en nuestra opinión coincide con la suma de los 22 arcanos mayores del Tarot y las 16 figuras (22+16=38).

Este número, ni uno más, ni uno menos, avala todavía más nuestra visión de que Bach fue un Iniciado masónico. Él establece en sus últimos escritos que el sistema estaba completado, por lo que no veía necesidad de incluir ningún remedio más.

Para conocer la flor que necesitamos en un momento determinado, basta con extraer una carta del mazo.

En nuestra guía de Flores de Bach y Arquetipos hay una descripción profunda de la relación entre la esencia floral y el arcano asociado.

Esta descripción aporta un conocimiento necesario para apoyar la comprensión del proceso que estamos atravesando.

El conocimiento es un puente fundamental y necesario ya que sin comprensión, no hay posibilidad de integración.

Sin integración, el proceso doloroso aparecerá una y otra vez hasta que aprendamos la lección que viene a traernos.

Si quieres saber más sobre Flores de Bach y cómo determinar qué esencia floral necesitas en cada momento, conoce nuestra guía pinchando aquí.

Además, te invitamos a conocer nuestro curso de formación sobre Flores de Bach. Infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.